Hilton hace historia abriendo el primer hotel con cero emisiones
  • El Hotel Marcel New Haven, Tapestry Collection by Hilton, pronto hará historia como lo que se cree que será el primer hotel de cero emisiones cero de los Estados Unidos.

Este revolucionario hotel utilizará fuentes de energía solar renovable para generar la electricidad necesaria para las zonas comunes, el restaurante, la lavandería, las salas de reuniones y las 165 habitaciones y suites.

Este hotel totalmente eléctrico, que se estrenará esta primavera, acepta actualmente reservas para el 19 de mayo de 2022.

El Hotel Marcel New Haven funcionará con independencia de los combustibles fósiles, lo que supondrá cero emisiones de carbono.

También se espera que sea el primer hotel con certificación Passive House del país, y será uno de los menos de una docena de hoteles con certificación LEED (Leadership in Energy and Environmental Design) Platinum del país.

El hotel ecológico es el resultado de la visión innovadora del arquitecto principal, promotor y propietario Bruce Redman Becker, FAIA, LEED AP de Becker + Becker. Compró el edificio, inaugurado originalmente en 1970 como sede de la Armstrong Rubber Company, y lo modernizó teniendo en cuenta la sostenibilidad en todo momento.

«Todos somos responsables de hacer frente a la crisis climática, y ese sentido de la obligación influyó en todas las decisiones que tomamos al crear el Hotel Marcel New Haven», dijo Becker.

"La apertura de este revolucionario hotel, que da nueva vida a un lugar emblemático de New Haven, es una ocasión trascendental para los viajeros, el sector y el planeta. Los huéspedes tendrán garantizada una experiencia hotelera estupenda y podrán relajarse sabiendo que tanto ellos como el medio ambiente están siendo cuidados durante su estancia".

La transformación del edificio incluye un sistema de iluminación con alimentación a través de la red que reduce el consumo de energía en más de un 30%; materiales de construcción reutilizados en todo el edificio, como lámparas y paredes con paneles de madera cuidadosamente restaurados en las suites que en su día fueron oficinas ejecutivas y salas de conferencias de Armstrong; y amplias mejoras en el control de la temperatura interior y la calidad del aire, lo que hace que el edificio consuma mucha menos energía por metro cuadrado que la mayoría de los hoteles.

Newsletter

OMT