¿La temporada baja se convierte en la nueva favorita para los turistas?

Con el aumento de las temperaturas y la búsqueda de experiencias menos concurridas y más económicas, cada vez más turistas están optando por viajar durante la temporada baja, eligiendo los meses de marzo a mayo y de septiembre a octubre para sus escapadas. Pero, ¿esta tendencia ha venido para quedarse?

La empresa de viajes de aventura en grupos pequeños, Intrepid Travel, reportó el año pasado un aumento del 61% en las reservas de temporada baja hacia Europa occidental. Además, experimentaron un incremento del 29% hacia el sur de Europa. En respuesta, este año Intrepid ha aumentado el número de salidas a España, Italia, Portugal y Francia en un 47% en abril y un 27% en octubre.

Intrepid explicó que el cambio de interés de los vacacionistas se debe a las altas temperaturas en toda Europa. La compañía ya no ofrece excursiones de senderismo en España y Portugal en julio y agosto, y solo tiene una salida de su viaje activo a Grecia a principios de julio, reanudándose en septiembre.

Este año, Grecia registró su ola de calor más temprana en junio, con temperaturas que alcanzaron los 38°C (100°F) durante más de tres días consecutivos. La semana pasada, las temperaturas en Turquía superaron los 40°C, con 66 millones de personas expuestas a calor extremo durante días, según el grupo independiente de ciencia climática Climate Central.

Raph Giacardi, editor jefe en el Reino Unido del sitio web HolidayPirates, aseguró que las personas «no están dispuestas a viajar mientras una ola de calor arrasa en Europa». Añadió: «Para evitar el calor extremo, es posible que veamos a más vacacionistas aprovechar para viajar a destinos europeos durante la temporada baja en septiembre y octubre, cuando las temperaturas son aún cálidas pero más cómodas, y hay mejores ofertas en vuelos, hoteles y paquetes vacacionales. Sin mencionar que las multitudes suelen ser mucho menores también».

El informe de tendencias de viajes del Instituto de Economía de Mastercard señaló un cambio hacia los viajes en temporada baja el mes pasado. El informe, basado en datos de transacciones agregados y anonimizados, indicó que la proporción de pernoctaciones en la Unión Europea durante la temporada baja ha aumentado en 1.8 puntos porcentuales en la última década.

Los países con el mayor cambio fuera de los meses de verano pico incluyen puntos calientes del Mediterráneo como Croacia. Sin embargo, países como Suecia también han visto cambios similares. «Esto sugiere que hay más que veranos más calurosos impulsando este cambio», anotaron los autores del informe. «Dos cambios demográficos importantes probablemente también están en juego: más jubilados que están libres de obligaciones laborales y más hogares sin hijos que están libres de los calendarios escolares».

Colum McLornan, director general de Friendship Travel, que atiende a viajeros solitarios, aseguró que están aumentando activamente el número de viajes fuera de temporada debido a la demanda de los clientes. «El año pasado vimos a varios clientes solicitar viajes fuera de la temporada alta, en particular a Mallorca, cuando la isla estaba más tranquila y había menos multitudes. Como resultado, hemos añadido más viajes en octubre a Mallorca y consideraremos expandir esta oferta a otros destinos populares si es necesario».

«Una gran proporción de los clientes de Friendship Travel tienen más de 40 años y, al igual que en el resto de la industria de viajes, hemos notado que este grupo demográfico tiene la libertad y flexibilidad para viajar fuera de la temporada alta y elige hacerlo para evitar las multitudes y los precios de temporada alta. Como ya no están atados a las vacaciones escolares, viajar fuera de este tiempo es un lujo que pueden permitirse».

Newsletter

OMT