Marriott registra un récord de reservas directas en sus hoteles
  • Cuando la pandemia aplastó la demanda, muchos analistas predijeron que una de las víctimas del Covid sería el impulso que las cadenas hoteleras habían dado durante años a las reservas directas.

Las crisis anteriores llevaron a las marcas hoteleras a recurrir a las OTAs para conseguir huéspedes. Pero Marriott International aseguró ayer que hasta ahora ha evitado apoyarse en esa distribución de terceros, más costosa.

"El primer trimestre marcó nuestro mejor trimestre en cuanto a reservas digitales directas, lo que ayudó a impulsar la rentabilidad de los propietarios y franquiciados", dijo el consejero delegado Anthony Capuano. "Las reservas digitales aumentaron un 14 por ciento en comparación con el primer trimestre de 2019, en parte impulsadas por un aumento significativo de las descargas de nuestra rediseñada aplicación Bonvoy, que superó en un 70 por ciento los niveles anteriores a la pandemia."

Las reservas directas evitan las comisiones de entre el 10 y el 30 por ciento que cobran las agencias de viajes online.

A Marriott puede haberle ayudado la decisión de Google en el trimestre de renunciar a las comisiones por participar en su búsqueda de comparación de precios. Los clientes potenciales referidos por Google también cuentan como "directos".

El impulso de Marriott a su programa de fidelización Bonvoy y a sus tarjetas de crédito de marca compartida también ayudó a fomentar el tráfico directo a su aplicación y a sus sitios web.

En el primer trimestre, Marriott Bonvoy tenía 164 millones de miembros, un 26% más que en 2019. Ese crecimiento se produjo a pesar de un período de fuertes restricciones de viaje.

Los ejecutivos acreditaron un «aumento significativo» en sus miembros de lealtad que ganan y usan puntos a través del gasto rutinario, gracias a sus acuerdos con marcas como Uber.


Newsletter

OMT